MUNICIPALIDAD DE CARRILLO SE PONE UNA FLOR EN EL OJAL CON NUEVO BOULEVARD

Playas del Coco volverá a ser la consentida de los ticos

Municipio de Carrillo volvió los ojos a este paraje natural para darle el lugar que se merece: uno de los sitios consentidos del turismo costarricense

Obra permitirá tener un “Paseo de los Turistas” guanacasteco que contará con una enredadera, tres terrazas, tres canchas deportivas, una acera peatonal, un parque nuevo y un muelle que se introduce en el océano.

CHRISTIAN CAMPOS LOSTALO

pampadepaz@gmail.com

Periodista de RADIO PAMPA / Con todo el sabor guanacasteco

PLAYAS DEL COCO, CARRILLO. “Así empieza la historia; allá en las Playas del Coco, fue en un día de verano, reinaba entusiasmo loco; sonaban las guitarras, tremaban las marimbas, los botes se mecían asidos a sus amarras…”.

En la ondulada playa de un mar azul; estarán cantando miles de mujeres cuando las vuelvan a ver miles de hombres que pasearán en las tardes doradas por las caídas del sol para dejar interminables recuerdos románticos que se impregnarán para siempre en las nuevas generaciones que pisen la arena de las Playas del Coco a finales del próximo abril.

Es justo en esta fecha, cuando don Carlos Cantillo como alcalde de Carrillo y su vice alcaldesa; doña Karla Núñez, -como metidos dentro de la canción de Héctor Zúñiga Rovira-, inauguren “en una hermosa noche clara de abril” el nuevo boulevard “Amor de Temporada”, para el beneplácito y orgullo de sus ciudadanos, pero también para el disfrute del turismo nacional y extranjero que llegan en cantidad día tras día.

La suma de la inversión es de 280 millones de colones, pero todo este dinero bien vale la pena, reconocen Juan Castañeda y Ligia García, vendedores de granizados y vigorones respectivamente, que por más de dos décadas reciben y atienden a centenares de turistas cada fin de semana.

Lo que tuvo en la mente, Cantillo cuando en conjunto con su equipo de trabajo decidió echarse al hombro, fue hacer una obra que traería muchos adeptos pero también alguno que otro opositor.

El terreno donde hoy se está por terminar los 420 metros lineales de paso peatonal, fue hasta hace unos pocos años zona de restaurantes que obstaculizaban la vista al mar a quien quisiera observarlo. “Para ver el atardecer, la gente tenía que ingresar a los restaurantes que habían” recuerda doña Karla.

De hecho, este proceso implicó la notificación, desalojo, demolición de las construcciones que había y la actual construcción del boulevard “Amor de Temporada” del que muchos coqueños están ansiosos por estrenar. “Fue un trabajo arduo de dos años, pero al final se logró” reconoce Cantillo.

“No fue fácil, en esta zona estaban sitios tradicionales como el “Papagayo”, el “Guajira” pero estaban en la zona pública que colinda con la zona marítimo terrestre y lo que hicimos fue aplicar la ley correspondiente, acatar y obedecer a la Contraloría  y dedicarnos a hacer la obra” expresó Núñez.

La obra en la cual trabajan 22 obreros que también se encargaron de la construcción del nuevo parque de Belén en el mismo cantón de Carrillo; contará con siembra de árboles nativos como almendros, palmeras, aceitunas y lirios de agua; un sistema de riego e iluminación subterránea, lámparas de poste, zonas empedradas, tres terrazas de tablilla de plástico reciclado, una cancha de baloncesto y dos de voleibol de playa y la reconstrucción de un nuevo parque.

Para una segunda etapa se contempla la construcción del muelle que ingresará hasta el mar, dando ese toque de romanticismo que la playa del Coco siempre tuvo en la memoria de los costarricenses.

Solo resta esperar esa hermosa noche clara de abril, cuando con la luna por testigo allá en el confín, se oigan luego el latido de dos corazones que con ardientes besos, sus amores se entreguen.

Vaya a Playas del Coco;  escriba usted como don Héctor en 1930 su propia historia de un amor de temporada.