Condenan a nicaraguense que mató a joven por robarle sus tenis y una jacket

SENTENCIA EN LOS TRIBUNALES DE LIBERIA

Familiares y amigos de la víctima José Manuel Cerdas Montoya, conocido en la ciudad blanca como “Fuji” se mostraron complacientes con el fallo

Christian Campos

LIBERIA, GUANACASTE. La sentencia por el crimen de José Manuel Cerdas Montoya, conocido como “Fuji” asesinado el 10 de agosto del 2010, cerca de las inmediaciones del Patronato Nacional de la Infancia (PANI) de la ciudad blanca, se leyó la mañana de este martes en los Tribunales de Justicia de Liberia.

El imputado, un nicaraguense identificado como Alfonso Rafael Hernández, fue sentenciado a 57 años de prisión como autor responsable del delito de homicidio en contra de Cerdas.Hernñandez escuchó sentado la sentencia en medio de las miradas de decenas de asistentes entre familiares y amigos de la víctima que llenaron la Sala de Juicio número 3 en Liberia.

Los actos se remontan a la noche del 10 de agosto anterior, cuando no eran las once de la noche y Cerdas junto con otro amigo se drirgían hacia su casa después de haber estado compartiendo en el Parque Central de Liberia.

Hernández no actuó solo, sino que tenía la participación de otros tres menores de edad, los cuales fueron sentenciados al asometerse al proceso abreviado y por ser menores ya descuentan sus penas en las cárceles juveniles.

A Cerdas, quien trabajaba en una agencia de venta de automóviles en las afueras de Liberia, le robaron el par de tenis con los que calzaba, la jacket y su camiseta.

“Miren que buenas esas tenis. Quitémosela” le habría dicho Hernández a sus otros compañeros antes de detener el carro en el que andaban cometiendo los asaltos. Cerdas no quiso entregarle las tenis, por lo que eso habría bastado para que apuñalearan a Cerdas” comentaron los familiares de la víctima.

Para las autoridades, y tras el proceso de investigación y reconomientos a los dtenidos, se determinó que esa banda había sido la responsable de otros siete atracos que se habían suscitado en la ciudad blanca, todos bajo el mismo modo de operar, mediante la fuerza y buscando a personas indefensas, valiénsose de las armas y la superioridad numérica.

El Ministerio Público, encabezado por el licenciado Ricardo Quirós, solitó la tarde del lunes la pena de 76 años en contra de Hernández y la sentencia le fijó 57 años que por el sistema judicial se le reducirán a 50 años de cárcel, aplicándole la pena máxima en nuestro país.