Los cuidados cuando llegan las lluvias

LA TEMPORADA INVERNAL obliga a tomar medidas para prevenir.

En casa

•    Asegura las puertas exteriores, ventanas.

•    Baja o cierra las persianas sobre guías.

•    Retira de balcones, terrazas y miradores todos los objetos que puedan ser llevados por el viento, tales como macetas, muebles, sombrillas, adornos, etc…, ya que se convierten en elementos peligrosos para las personas.

•    Afianza antenas de T.V., parabólicas, radiofonía, anuncios eléctricos, andamios, grúas y en general aquellos elementos de tu vivienda o lugar de trabajo que puedan caer a la vía pública.

•    Cerrar puertas y ventanas para evitar corrientes de aire que puedan llevar a la rotura y caída de cristales.

 

En la Calle
•    No salga si no es necesario.

•    No te protejas del viento junto a muros, tapias, vallas o árboles, por el peligro de caída total o parcial de los mismos. Transita con precaución por calles, en especial en las vías estrechas con edificaciones antiguas o en construcción, por el peligro de desprendimiento de tejas y otros elementos.

•    Revisa periódicamente la cubierta, terraza, canalones, bajantes, desagües de terrazas, eliminando los elementos que obstruyan la circulación y evacuación del agua de lluvia, evitando inundaciones y sobrecarga en las mismas. Revisa el correcto funcionamiento de los desagües y grupos de bombeo de extracción del agua en garajes y sótanos.

•    No toques farolas, cables ni postes del tendido eléctrico. Desconecta los aparatos eléctricos y antenas de T.V. durante las tormentas.

•    Aléjese de casas viejas o en mal estado.

•    Los árboles ofrecen el peligro de caída y rotura de grandes ramas. No transite por parques o avenidas arboladas.

•    Los postes de luz y torres de alta tensión son muy peligrosos. Aléjese y en caso de caída avise al 911(Costa Rica).

 

En las carreteras
•    Si es posible evite circular, use preferentemente el transporte público y en caso de tener que salir, infórmese de la predicción meteorológica.

•    Reduzca la velocidad a límites de seguridad. Un golpe de viento puede desviarle de la trayectoria.
•    Las motos y los vehículos de grandes dimensiones que ofrecen una gran superficie de contacto con el viento (camiones, furgonetas, vehículos con remolque) corren el peligro de volcar ante vientos transversales.

•    En caso de necesidad, párese en una zona segura y espere a que baje los vientos.

•    Conduce con precaución. Procura no circular junto a arbolados, ni estaciones tu vehículo bajo los mismos, ni en las proximidades de muros, tapias o vallas.

•    No corras, evita circular de noche, no sobrecargues tu vehículo, no excedas la capacidad de pasajeros, no manejes cansado y evita circular de noche.

•    Disminuya su velocidad. Su carro necesita tres veces más espacio para parar en las carreteras mojadas. Las carreteras se convierten en peligrosas después de que llueva, especialmente a principios de la temporada de invierno.

•    El clima nublado reduce la visibilidad, use más cautela cuando rebase otros vehículos.

•    Mantenga una distancia de seis a ocho segundos entre su vehículo y el vehículo de enfrente.

•    Si su carro se desliza, no pise los frenos. Quite el pie del acelerador y conduzca hacia la dirección donde se está deslizando.

•    No aumente de velocidad cuando esté navegando por el agua. Haciéndolo puede causar que sus llantas pierdan el contacto con la carretera, causando el deslizamiento. Si esto ocurre, evite frenar o girar bruscamente. Detenga el volante fijamente y suavemente pise el freno. Después de que sus llantas vuelvan a hacer contacto con la carretera, disminuya su velocidad hasta que tenga el control completo del carro. Después de que haya logrado salir del agua, suavemente pise los frenos para restaurar la capacidad de frenar.

•    Esté preparado. Mantenga sus llantas, frenos y limpiaparabrisas.

•    Nunca maneje cuando esté cansado. Pare cada dos horas o 100 millas y tómese un descanso breve.