Nota y fotos del primer día del Censo 2011 en Liberia

GUANACASTECOS RECIBIERON BIEN A LOS CENCISTAS

Solo en una casa viven 17 personas.
En esa misma vivienda hasta hace poco vivían 30 personas pero algunos se han ido con sus nuevas parejas y a trabajar a otros lugares

CHRISTIAN CAMPOS

LIBERIA, GUANACASTE. No llevaba ni hora de haber iniciado a censar en el sector conocido como la “Zanjita” camino al distrito de Nacascolo cuando se topó con una sorpresa. Tuvo que usa hasta tres fórmulas del Censo para completar a esa familia.
Doña Flor Rodríguez Baldioceda, no es maestra y tampoco trabaja para el gobierno. Ella es ama de casa pero colabora con el Tribunal Supremo de Elecciones cada cuatro años que hay elecciones. Esta vez, acudió con un si al llamado del censo.
“Usé tres fórmulas para completar la casa” dijo sorprendida cuando censó su cuarta vivienda a eso de las nueve y media de la mañana.
Le refirieron además que en esa misma casa, hasta no hace mucho tiempo vivían 30 personas, pero que se han ido juntadas para otras partes.
Doña Flor, inició ayer como muchos otros costarricenses el censo del INEC 2011, que permitirá conocer la radiografía del país.
A ella le correspondió caminar bajo el incesante sol y una temperatura por la mañana de 35 grados centígrados que imperaron en la región Chorotega.
“Este trabajo me gusta mucho. Es una forma de colaborar con mi país” dijo Rodríguez, vecina del Barrio El Capulín.
Cumplía con todos los requisitos para censar. Totalmente identificada y con una botella de refresco gaseoso para calmar la sed; apuntaba en sus fórmulas con el mismo lápiz que se le entregó para la ocasión.

“La mayoría de las personas me han atendido bien. Acá en Guanacaste, la gente es muy anfitriona” concluyó doña Flor.