Palabras de la Subsecretaria de Estado de Estados Unidos para Seguridad Ciudadana, Democracia y Asuntos Globales, María Otero

Durante mi visita a Costa Rica me reuní con representantes del gobierno, incluyendo la Presidenta Chinchilla, el Presidente de la Corte Luis Paulino Mora, y el Ministro de Seguridad Mario Zamora.  También me reuní con miembros de la sociedad civil y ONGS, y jóvenes costarricenses para hablar sobre asuntos clave, como el combate del creciente crimen y la trata de personas, el desarrollo de comunidades, el tema de la juventud, y el fomento de crecimiento económico inclusivo. Enfaticé que la fortaleza de la relación entre Estados Unidos y Costa Rica y nuestro compromiso compartido con la democracia, nos une de manera bilateral, regional y global en asuntos que afectan a nuestros ciudadanos.

Costa Rica posee una historia de larga data de fuertes instituciones democráticas y felicito al gobierno de Costa Rica por su compromiso activo con asuntos de derechos humanos y democracia.

Instamos al gobierno de Costa Rica a continuar su trabajo para proteger los derechos humanos y promover la inclusión social para sus ciudadanos más vulnerables, incluyendo mujeres, afrodescendientes, minorías de orientación sexual e identificación de género, y personas con discapacidades. También me reuní con la Fundación Rahab, que realiza un trabajo importante en la prevención de la trata de personas y ayuda a las víctimas de la trata. Esperamos que el gobierno de Costa Rica continúe sus firmes esfuerzos en este asunto tan importante.

Estados Unidos reconoce que la violencia y el crimen en Costa Rica han incrementado de manera dramática en la última década y que la seguridad es una gran preocupación para muchos costarricenses. Estamos comprometidos a apoyar los esfuerzos del gobierno costarricense para mejorar la seguridad ciudadana, trabajando de la mano con las instituciones democráticas, respetando siempre los derechos humanos. Con el propósito de fortalecer la seguridad ciudadana en Costa Rica, nos concentramos en tres áreas para ayudar a Costa Rica a:

1. Tener fronteras seguras contra el tráfico ilícito.
2. Asegurar procesos judiciales más eficientes.
3. Fomentar comunidades seguras.

Cada costarricense juega un papel vital en los desafíos que el país enfrenta. En San José visité un programa que realiza actividades fuera del horario de clase y que ofrece opciones alternativas positivas a los jóvenes para evitar que se involucren en drogas y pandillas. También aprendí sobre innovadores programas ambientales que el gobierno costarricense diseña con ONGs para proteger las aguas territoriales del país y combatir actividades ilícitas. Esta es la clase de relación público/privada que construirá un mejor futuro para todos los costarricenses.  Además aprendí de las maneras donde estamos trabajando juntos para fortalecer la capacidad del poder judicial y el Ministerio Público.

Estados Unidos continúa su trabajo con el gobierno y los ciudadanos para asegurar un futuro más seguro y próspero para todos.

F. Embajada de Estados Unidos en Costa Rica