Se aprueba la beatificación del arzobispo salvadoreño Óscar Arnulfo Romero.

romero enmedio de su pueblo

El papa Francisco aprobó este martes el decreto para la beatificación del arzobispo salvadoreño Oscar Arnulfo Romero, asesinado en 1980, según la oficina de prensa del Vaticano.

El pontífice se reunió con el prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, el cardenal Angelo Amato, aprobó el decreto en en que se reconoce el “martirio” de  Romero “in odium fidei”, es decir, que fue asesinado por “odio a la fe”.

Anteriormente el Congreso de teólogos ya había reconocido “unánimemente” su martirio y quedaba la decisión final por parte del “congreso de los obispos y de los cardenales”.

La declaración del “martirio” es decisiva para su beatificación, ya que entonces no es necesario reconocer un milagro, mientras que después continuará la fase para la posible canonización.

En marzo de 1994 se abrió el proceso de beatificación del prelado y tras concluirse su fase diocesana, que redacta el informe sobre la vida, en 1997 pasó a la Congregación de la Doctrina de la Fe para que diese su autorización.

La causa de beatificación estuvo bloqueada durante años por temor a una asociación con la teología de la liberación —un movimiento al que Romero nunca perteneció_, la que aboga por dar prioridad a la atención a los pobres. Francisco desbloqueó la causa poco después de su elección.

No se ha fijado fecha para la beatificación. Francisco prácticamente descartó que la celebre él mismo, al decir recientemente que correspondería al titular de la oficina de causas de beatificación, cardenal Angelo Amato, y al prelado promotor de la causa desde hace décadas, monseñor Vincenzo Paglia, decidir quién tendría ese honor.

Info: CNN español.