Lluvias dejan sin agua potable a liberianos.