El 2016 se prevé con altas temperaturas que podrían romper registros históricos.