Fuertes lluvias tienen en jaque a los habitantes de Paquera y Cóbano.