Conflicto por venta de comidas típicas genera reacciones