Geografía y mala suerte se sumaron a Nate con para impactar con mayor fuerza a la pampa