Iglesia Católica se pronuncia en contra del gobierno de Ortega