Egdar Silva: «Inoportuna, confusa, atrevida y tremendamente irresponsable para este momento que estamos viviendo…»

Redacción/Radio Pampa

Como «inoportuna e irresponsable», así fustigó el periodista liberiano Edgar Silva la invitación que mediante acuerdo tomó el Concejo Municipal de Liberia el pasado lunes, invitando a la ciudadanía a vestir los colores caqui y blanco el próximo 27 de febrero.

Según una publicación del reconocido periodista en su perfil personal de Facebook hace pocos minutos, la decisión del Concejo de convocar y promover una iniciativa como esta en tiempos de una crisis sanitaria es «no solo irresponsable, si no también egoísta».

La publicación reza lo siguiente:

Amigas y amigos liberianos, he seguido con particular atención la invitación a la comunidad a vestir “de gala” el próximo 28 de febrero y he leído las opiniones variadas y contradictorias que se han expuesto.Mi conclusión: inoportuna, confusa, atrevida y tremendamente irresponsable para este momento que estamos viviendo en nuestra ciudad y en nuestro país. La crisis sanitaria por la pandemia nos exige a TODOS tener cambio de actitudes y hábitos por solidaridad y respeto a quienes podrían caer y en el peor de los casos, MORIR por causa del COVID.La convocaron aduciendo que es una forma de preservar nuestras tradiciones y fortalecer la identidad. Ninguna tradición, ninguna identidad se ve amenazada cuando es pospuesta o suspendida temporalmente como se nos pide en este caso. Convocarla y promoverla es, no solo irresponsable, si no también egoísta.Mi amiga Judith Álvarez Rivas lo expresó muy bien en una publicación, una cosa es lo que se dice y otra, lo que la gente entiende o quiere entender. Ante eso, es mejor ser prudente y evitar que por “hacer la gracia” la situación se salga de control y algunos aprovechen para desahogarse y encontrar excusas para provocar situaciones vergonzosas como las sucedidas en Santa Cruz en días pasados.Ante lo que estamos viviendo EN TODO EL MUNDO, aducir que “celebremos la tradición” es negar el presente y peor aún, amenazar el futuro de muchas personas que podrían padecer la mortal enfermedad.A veces siento que en Guanacaste vivimos excesivamente apegados a las tradiciones que, aclaro, aprecio y respeto profundamente y reconozco que me gusta revivir. Pero por pensar tanto en ellas, condicionamos el presente que debemos vivir y peor aún, no definimos y mejoramos lo que debemos ser hacia el futuro.Liberia -me duele decir esto- es cada vez más sucia, más caótica, menos blanca e histórica. Si la municipalidad quiere promover algo, que comience por limpiarla, por regular y proteger la arquitectura, por controlar la población de zanates, por hacerla transitable a pie y en bicicleta porque lo que se ve ahora es vergonzoso y carente de planificación urbana.Y SOBRE TODO, los liberianos en conjunto deberíamos trabajar para reencontrar los valores que nos definan como ciudadanos en adelante: respeto propio y colectivo, ornato y cuido de nuestros sitios públicos, respeto de la arquitectura local. Y más importante aún, promover la solidaridad y concordia, las oportunidades para los habitantes apoyando mejores escuelas, colegios y universidades, mejores servicios públicos, de salud y comerciales, que den facilidades a las empresas locales que den trabajo a los habitantes y bienestar a todos.Este año, convocarnos a vestir de caqui y blanco no tiene sentido. Convóquenos a ser respetuosos, responsables, solidarios, honestos, laboriosos, a ser buenas personas, a tener una alma y conciencia blanca. ¡Eso es lo que necesitamos para mejorar, para recuperar el orgullo y la felicidad!

De momento el Concejo Municipal no se ha referido al tema que en los últimos días ha agitado las redes sociales.

Imagen tomada de internet con fines ilustrativos/Radio Pampa.