Opiniones sobre la inauguración del Estadio Nacional

Orgullo para todos los costarricenses, pero más para los trabajadores chinos. Parábola de la putica fina. Germán Hernández Había una vez una putica fina muy linda y chiquitica, que tenía un cliente a quien chuleaba todo el tiempo pidiéndole regalitos y atenciones. Al chulo no

San Romero de América, Pastor y Mártir nuestro

El ángel del Señor anunció en la víspera… El corazón de El Salvador marcaba 24 de marzo y de agonía. Tú ofrecías el Pan, el Cuerpo Vivo, el triturado cuerpo de tu Pueblo, su derramada Sangre victoriosa, ¡la sangre campesina de tu Pueblo en masacre